Ritidectomía en México y Chiapas

¿Qué es la Ritidectomía?

La Ritidectomía o estiramiento facial es un procedimiento quirúrgico que sirve para reducir las arrugas faciales, eliminar los signos delatores de la edad y mejorar el aspecto general del rostro, cuello y zona de la mandíbula. En esta intervención quirúrgica se extrae la grasa corporal sobrante y se preafirman los músculos internos para obtener un aspecto mucho más joven.

Es importante saber que la Ritidectomía no detiene el proceso de envejecimiento, pero sí ayuda a mejorar aquellas señales de vejez como las arrugas. El proceso de envejecimiento en el rostro es una cuestión que tiene que ver con la disminución en los volúmenes, principalmente de la grasa. El lifting facial o rejuvenecimiento facial es uno de los procedimientos más populares en el ámbito estético, ya que es una solución sumamente efectiva para reposicionar los músculos del rostro y resecar la piel excedente con la finalidad de mejorar los signos visibles del envejecimiento.

Existen muchas técnicas para llevar a cabo una Ritidectomía, aunque casi todas coinciden en la realización de una cicatriz pre y retro auricular (siguiendo el contorno de la oreja). Internamente se realiza un despegamiento de la piel y grasa del cuello y rostro para poder acceder al SMAS (Sistema Musculo-Aponeurótico Superficial) y reposicionarlo con puntos de sutura para contrarrestar los efectos ocasionados por la gravedad sobre estos tejidos. Las cicatrices suelen pasar desapercibidas y este procedimiento se realiza frecuentemente en conjunto con una Blefaroplastía (levantamiento de párpados), liposucción de papada y lipoescultura (redistribución de la grasa facial).

¿Quiénes son Candidatas para una Ritidectomía?

El envejecimiento facial es inevitable con el paso de los años, pues la piel pierde elasticidad, aparecen líneas de expresión y depósitos de grasa alrededor del cuello y se forman pliegues profundos entre la nariz y la boca. La Ritidectomía o Lifting Facial es un método sumamente efectivo que puede estar indicado en paciente desde los 30 años de edad, hasta los 80. Un estiramiento facial puede ayudar a reparar algunos de los signos visibles del envejecimiento, por lo que cualquier persona que no está satisfecha con los signos del envejecimiento en su rostro y cuenten con una buena salud, tanto física como emocional, pueden ser candidatos para someterse a este tipo de tratamiento. Las personas sanas que tienen expectativas realistas suelen ser los mejores candidatos para una Ritidectomía. Si el paciente cuenta con una piel flexible, es posible que obtenga mejores resultados.

Si el paciente tiene la posibilidad de solucionar su insatisfacción por medio de otros métodos menos invasivos, como el relleno de arrugas con Botox, lipoinyección, peelings, entre otras, es probable que pueda esperar unos años antes de realizarse un lifting facial. Es importante acudir con un cirujano plástico certificado para determinar cuál es la opción más viable para el paciente dependiendo de sus metas y necesidades. Un lifting facial puede realzar su apariencia y por lo tanto, mejorar su autoestima y confianza. El procedimiento es indicado a aquellos individuos que poseen buenas condiciones clínicas y lleven adelante un estilo de vida saludable.

¿Cómo se realiza?

La Ritidectomía suele durar alrededor de dos horas (puede variar y durar hasta cinco horas) y por lo general se realiza bajo anestesia general. Antes de la cirugía, el cirujano marcará los sitios en los que hará las incisiones y los pliegues naturales. Durante la cirugía, el cirujano plástico comienza haciendo una incisión (generalmente por encima de la línea del cabello) para separar la piel facial del tejido suave subyacente. Posteriormente se elimina el exceso de grasa y piel y se tensan los músculos adyacentes con la finalidad de mejorar el contorno y aspecto del paciente. Luego la piel se vuelve a colocar en su sitio con puntos de sutura o grapas y la zona trabajada se envuelve con vendajes.

¿Cómo es la recuperación de la Ritidectomía?

Después de la cirugía de estiramiento facial, el proceso de cicatrización tarda varias semanas (dependiendo del paciente). Se puede colocar o no un tubo de drenaje pequeño y delgado (se retira 1 o 2 días después de la operación) debajo de la piel detrás de la oreja para drenar cualquier sangre o fluido que se pueda acumular. Los vendajes colocados (normalmente se retiran de 1 a 5 días después de la operación) tienen como finalidad reducir los hematomas e hinchazón. Por lo general, cualquier molestia o dolor después de la operación se puede aliviar con analgésicos recetados por el cirujano.

En su mayoría, los puntos de sutura se retiran a los 5 días, aunque algunos de los puntos o ganchos metálicos deberán permanecer unos días más, pues hay que esperar a que el cuero cabelludo sane. El paciente deberá abstenerse de tomar aspirinas, ibuprofeno y otros antiinflamatorios durante unos días, además de seguir las indicaciones de su médico al pie de la letra para evitar complicaciones. El paciente también deberá asistir a visitas de seguimiento con su cirujano para monitorear su proceso de sanación. Es normal que el paciente presente un poco de entumecimiento en la piel, mismo que desaparecerá en algunas semanas.

¿Cuales son los riesgos de una Ritidectomía?

Ninguna cirugía está exenta de riesgos, pues cada organismo reacciona de manera diferente. En la mayoría de los casos de Ritidectomía, el proceso de evolución es completamente satisfactorio, pero también se pueden presentar algunas alteraciones durante y después de la cirugía. Algunos de los riesgos inherentes pueden ser:

  • Formación de Hematomas
  • Alteraciones del nervio facial
  • Alteración de la cicatrización
  • Infección
  • Riesgos de anestesia general
  • Reacciones a las medicinas
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado o coágulos sanguíneos
  • Entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad
  • Asimetría en el rostro
  • Cambios en el color de la piel
  • Suturas o cicatrices notorias

Aunque las complicaciones después de una Ritidectomía se presentan muy pocas veces, es un derecho de todo paciente conocer los riesgos de su intervención, por lo que éste deberá preguntarle a su médico durante las consultas y antes de tomar la decisión de someterse a este tipo de intervención estética.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿TE INTERESA ALGÚN PROCEDIMIENTO?

AGENDA UNA CONSULTA

Call Now Button