Ginecomastía en México y Chiapas

¿Qué es la Ginecomastía?

La Ginecomastia es el desarrollo patológico (crecimiento o hipertrofia) de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. Los senos agrandados en hombres generalmente son inofensivos, pero pueden provocar vergüenza y afectar el autoestima de algunos hombres. Los varones más sensibles a esta patología suelen tener entre 18 a 50 años de edad, a veces relacionado con sobrepeso u obesidad.

El aumento excesivo de las glándulas mamarias en hombres puede provocar trastornos psicológicos y afectar la autoestima del paciente. Por fortuna, este trastorno puede tratarse de manera quirúrgica y la intervención no es muy compleja, ya que consiste en retirar el exceso de grasa (liposucción) y en algunos casos mediante una pequeña incisión en la región inferior de la areola retirar parcialmente glándula mamaria si es necesario.

¿Qué provoca la Ginecomastía?

Existen varias razones por las que se puede producir el aumento de pecho en los hombres. La ginecomestia es un trastorno que suele estar asociado a una hiperprolactinemia (exceso de prolactina en la sangre) o también puede ser causada por el hiperestrogenismo (cuando el hígado no es capaz de metabolizar los estrógenos). Se relaciona también con el sobrepeso u obesidad que ocasiona un desequilibrio hormonal entre andrógenos y estrógenos.

La ginecomastia fisiológica se produce en la edad neonatal, puberal o senil debido a los cambios hormonales. La ginecomastia patológica se debe a tumores y alteraciones metabólicas, mientras que la ginecomastia farmacológica es ocasionada por el consumo del algunos fármacos. Por otro lado, la ginecomastia idiopática se diagnostica cuando se produce el crecimiento de los senos sin una razón manifiesta. Esta hipertrofia de los pechos también puede deberse a un simple exceso de grasa. Aunque se trata de un problema meramente estético, también puede ser indicativo de alguna enfermedad endocrinológica o tumoral. Por ello, es importante que el paciente asista a una evaluación médica para determinar las causas de su problema.

¿Cómo se trata la Ginecomastía?

El tratamiento específico para la ginecomastia deberá ser determinado por un médico especialista, basándose en lo siguiente:

  • Edad, estado general de salud e historial médico del paciente
  • Qué tan avanzada está la enfermedad
  • Tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • Expectativas del paciente en cuanto a la trayectoria de la enfermedad
  • La opinión y preferencia del paciente

La operación puede ser una opción viable para ayudar a eliminar el exceso de tejido. En muchos casos, los síntomas de la ginecomastia pueden aparecer por primera vez durante la pubertad, por lo cual se aconseja esperar un tiempo para permitir la regresión natural del tejido del seno antes de someterse a una cirugía. El médico le ayudará al paciente a decidir y determinar su es un candidato para someterse a este tipo de cirugía dependiendo de su caso.

¿Cómo se realiza la cirugía?

El tipo de anestesia que se utilizará, dependerá de muchos factores, incluyendo la preferencia del paciente y el cirujano, la extensión del crecimiento de los senos, la edad del paciente y el tamaño de la incisión que se necesite realizar. Puede utilizarse anestesia local o general.

Existen distintos tipos de procedimientos quirúrgicos que pueden utilizarse, algunos de ellos son:

Liposucción – permite disminuir significativamente los bordes del tejido sin efectos secundarios no deseados. En casos más complicados, se puede requerir un procedimiento de cirugía abierta en el cual se realiza una incisión en el tejido del seno para eliminar el exceso de la glándula mamaria.

Las soluciones quirúrgicas dependerán del grado de ginecomastia. Si es leve (50% de los casos), se puede solucionar con una liposucción. Si es moderada (40% de los casos), se puede realizar liposucción y resección de tejido glandular. Cuando la glándula mamaria es muy dura, será necesario recurrir a una pequeña masectomía. Si la ginecomastia es severa (10% de los casos), se realiza una mamoplastia de reducción, es decir, eliminar la piel, la glándula mamaria y la grasa sobrante con un bisturí.

¿Cómo es la recuperación después de la Cirugía?

Después del tratamiento, se suturan las incisiones y se coloca una venda o faja especial de compresión para el pecho. Los primeros días después de la operación, es normal que la zona tratada se encuentre inflamada e incluso la presencia de algunos moretones. El médico deberá recetar medicamentos para el dolor y en algunos casos algún vitamínico especial para acelerar la recuperación.

Los primeros días después de la intervención el paciente deberá guardar reposo absoluto. Posteriormente (según el médico lo indique), podrá reincorporarse a sus actividades del día a día (generalmente después de 1 semana), sin realizar grandes esfuerzos o actividades que requieran de movimientos bruscos. Para hacer deporte, el paciente deberá esperar alrededor de 3 semanas. Generalmente, después de 6 semanas, el paciente podrá llevar una vida completamente normal, siempre y cuando siga las indicaciones de su médico y asista a revisiones regulares para monitorear y supervisar su proceso de curación.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿TE INTERESA ALGÚN PROCEDIMIENTO?

AGENDA UNA CONSULTA

Call Now Button