Mommy Makeover en México y Chiapas

¿Qué es el Mommy Makeover?

Mommy Makeover es una agrupación de tres cirugías (aumento o levantamiento de busto, Abdominoplastía y Lipoescultura) para recuperar e incluso mejorar el cuerpo después del embarazo. Se utilizan procedimientos quirúrgicos estéticos para revertir y corregir las señales visibles no deseados después del embarazo y lactancia. 

La maternidad es una experiencia muy intensa y gratificante, pero en algunos casos ocurren cambios significativos en el contorno corporal de la madre como es la flacidez abdominal, lipodistrofia corporal o grasa corporal desorganizada en algunas zonas del cuerpo y la caída de los senos. El Mommy Makeover es una  tendencia estética cada vez más demandada por las nuevas mamás en México y otros países. Muchas mujeres anhelan volver a recuperar cuanto antes su figura después de la maternidad. Esta técnica les permite, en una sola intervención, corregir problemas como la flacidez, distensión de los músculos abdominales, el exceso de grasa y levantamiento de senos. 

cirugia plastica mommy make over en mexico y chiapas dra nallely xellic albores de la riva

El Mommy Makeover tiene grandes beneficios, empezando por el aumento en el autoestima de la paciente, además de la recuperación de la figura de las mamas, eliminación de la grasa abdominal, terminar con la flacidez, dejando resultados naturales.

¿Que procedimientos se realizan en un Mommy Makeover?

El Mommy Makeover es una cirugía plástica que se enfoca en las partes del cuerpo que se vieron afectadas por el embarazo y lactancia. Ya que cada mujer es diferente y responde de manera distinta al embarazo, los procedimientos estéticos del Mommy Makeover varían dependiendo el caso y las metas de cada paciente, es decir, es un tratamiento personalizado, pero existen tres procedimientos básicos en un Mommy Makeover: 

Abdominoplastía: el objetivo principal de este procedimiento es remover el exceso de piel y unir los músculos del abdomen que se debilitaron o se separaron debido al embarazo, obteniendo como resultado un abdomen plano y tonificado. Este procedimiento no elimina todas las estrías, únicamente las que se localizan debajo del ombligo. El cirujano realiza dos incisiones; una en el abdomen, y otra para el nuevo ombligo. 

Mamoplastía: cuando el cuerpo de una mujer se prepara para amamantar, el busto aumenta y en la mayoría de los casos, los ligamentos se estiran. Una vez que el proceso de amamantar termina, el busto puede regresar a su volumen inicial e incluso llegar a tener un menor volumen, ocasionando que las mamas se cuelguen o tomen una forma poco estética. El levantamiento mamario ayuda a corregir estos problemas y a recuperar la apariencia del busto. Se remueve el exceso de piel, se reafirmará el tejido mamario y se reacomodará la areola y pezón en una mejor posición y forma. Se pueden colocar implantes o no, dependiendo de la preferencia de la paciente.

Liposucción: el cirujano realizará pequeñas incisiones por las que introducirá unas finas cánulas para succionar el exceso de grasa acumulada en ciertas áreas el cuerpo (dependiendo del caso).

¿Cuándo es el momento indicado para un Mommy Makeover?

El momento ideal para someterse a una remodelación estética integral es a partir de un año después del parto, pues es necesario esperar a que el útero descienda para determinar si la distensión del abdomen es normal o no y los tejidos deberán tener tiempo para volver a adaptarse. 

¿Cómo es la recuperación después de un Mommy Makeover?

El médico recomendará reposo absoluto durante varios días. Pasado dicho tiempo, la paciente podrá reanudar sus actividades y rutina con normalidad, claro, siguiendo las indicaciones y cuidados que su cirujano le indicará. En el caso de la abdominoplastía y liposucción, se recomendará llevar una faja de compresión abdominal y la mamoplastía requerirá el uso de un sujetador posoperatorio. Es probable que la paciente presente algunas incomodidades y molestias después de su cirugía, por ello, el médico le prescribirá medicamentos contra el dolor para ayudar a reducir cualquier molestia que se presente.

Cada paciente se recupera en distintos períodos de tiempo, aunque la mayoría de las pacientes pueden llevar una vida normal dentro de las primeras dos o cuatro semanas después de su operación. Tendrán que evitar actividades vigorosas y levantamiento de objetos pesados durante unas seis semanas y puede tomar algunos meses antes de que inflamación y las cicatrices se desvanezcan.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿TE INTERESA ALGÚN PROCEDIMIENTO?

AGENDA UNA CONSULTA

Call Now Button