Gluteoplastía en México y Chiapas

¿Qué es la Gluteoplastía?

La Gluteoplastía es una intervención quirúrgica estética muy efectiva que ayuda a corregir la parte posterior del cuerpo y los glúteos, proporcionando una forma altamente estética al cuerpo, incrementando el atractivo físico y sexual. La Gluteoplastía o cirugía de glúteos tiene como objetivo realzar los glúteos e incluso quitar el exceso estirando la piel en aquellos casos en los que por pérdida de peso, envejecimiento o simplemente por herencia genética se hayan visto disturbados de su contorno natural. Por lo general, cualquier persona (adulta) que tenga algún descontento con sus glúteos y cuente con una buena salud física y sea emocionalmente estable puede ser candidato para una Gluteoplastía.

Los glúteos son una de las partes más atractivas del ser humano y mucho más cuando éstos se encuentran definidos y bien formados, pero no todas las personas cuentan con glúteos ‘armoniosos’, tonificados y bien formados (aún haciendo ejercicio), por ello, la Gluteoplastía ha surgido como una alternativa para lograr resultados efectivos e inmediatos. Tanto en hombres, como en mujeres, esta popular intervención logrará mejorar radicalmente el aspecto de dicha zona, consiguiéndose un aumento en el volumen y una forma más esbelta.

Tipos de Gluteoplastía

Existen dos técnicas diferentes que se utilizan para la Gluteoplastía: Lipoinyección Glútea e Implantes de Silicona.

Lipoinyección Glútea: consiste en la extracción de grasa corporal de otras zonas del cuerpo del paciente para posteriormente inyectarlas en los glúteos, dando la forma y volumen deseados. Una parte de la grasa inyectada será absorbida por el organismo, mientras que el resto se integrará al músculo de manera permanente. Este procedimiento permite obtener resultados naturales y es una opción viable para aquellos pacientes que no desean una prótesis de silicona.

Implantes de Silicona: consiste en la utilización de implantes de silicona y es el método más adecuado para casos en los que es necesario conseguir un gran incremento de volumen (casos de glúteos planos o poco desarrollados). Esta técnica también se utiliza cuando el paciente no dispone de grasa suficiente en otras partes del cuerpo, por lo que la Lipoinyección no es viable. Este es un procedimiento un poco más complicado que el primero, pues se requiere de ingreso hospitalario de 24 horas (varía dependiendo del caso).

¿Cómo se realiza?

Para la Lipoinyección Glútea no es necesario utilizar anestesia general, pues generalmente se recurre a la anestesia local o epidural. El procedimiento suele durar alrededor de dos horas y no siempre es necesaria la hospitalización, es decir, es un procedimiento ambulatorio. Generalmente, primero se realiza una liposucción en otras áreas del cuerpo (como abdomen, espalda, piernas o dondequiera que haya grasa), posteriormente se limpia y prepara perfectamente bajo técnica estéril y se coloca en jeringas especiales para ser inyectada en los glúteos (a este procedimiento también se le conoce como Lipoescultura). La grasa preparada se inyecta con unas cánulas especiales a través de una pequeña incisión en los glúteos. Una vez que se obtienen los resultados deseados, se sutura la incisión y el paciente estará listo para su recuperación.

Para la Gluteoplastía con implantes de silicona se puede utilizar anestesia general o local y tiene la misma duración que la Liposucción Glútea. Se realizan pequeñas incisiones entre los pliegues de los glúteos y se introducen los implantes por debajo del músculo del glúteo. Una vez que estén en la posición adecuada, los cortes son cerrados de manera cuidadosa y el paciente estará listo para su recuperación.

¿Cómo es la recuperación de la Gluteoplastía?

Como se trata de un procedimiento ambulatorio, el paciente podrá regresar a casa unas horas después de su operación. Dependiendo de la naturaleza del procedimiento efectuado, el paciente deberá de usar prendas de soporte a lo largo de dos o tres semanas para ayudar a que la piel se adapte correctamente. También se recomienda que el paciente no pase mucho tiempo sentado unas semanas después de la operación y por lo general también se le pide que intente dormir boca abajo. El dolor posoperatorio varía en cada paciente, pero por lo general es algo perfectamente controlable con la medicación adecuada.

En la mayoría de los casos, el cirujano recomienda la utilización de una faja de compresión en las áreas que fueron tratadas y es muy probable que también se coloquen algunos drenajes temporales para eliminar cualquier exceso de fluido o sangre debajo de la piel. Por lo general, los pacientes pueden reanudar sus actividades físicas cotidianas después de seis semanas (dependiendo del caso). Se deberán seguir las instrucciones y recomendaciones del cirujano al pie de la letra (medicamentos, curaciones, ejercicios, etc.) para evitar complicaciones, además de que el paciente tendrá que asistir a visitas regulares con su médico para monitorear su proceso de sanación.

¿Cuáles son los riesgos de una Gluteoplastía?

Como en todo procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos que la Gluteoplastía implica, tales como:

  • Infección y sangrado
  • Apertura de las incisiones
  • Mala cicatrización
  • Daño a los nervios
  • Rotura del implante
  • Contractura capsular
  • Acumulación de líquido (seroma)
  • Presión sobre el nervio cíatico
  • Riesgos anestésicos
  • Reacciones adversas a los medicamentos o anestesia
  • Asimetría
  • Entumecimiento, pérdida de sensibilidad y dolor
  • Trombosis venosa

Los riesgos son similares a los de cualquier otra cirugía, pero si el paciente está en buenas manos y se encuentra bajo el cuidado de un cirujano certificado, los riesgos minimizan siempre y cuando se tomen los medicamentos necesarios y se sigan las instrucciones al pie de la letra, tanto antes de la operación, como después de ella.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

¿TE INTERSA ALGÚN PROCEDIMIENTO?

AGENDA UNA CONSULTA

Call Now Button